Dulces

Tarta de zanahoria

Esta tarta de zanahoria, siendo honestas, es la mejor que hemos probado nunca. Y qué mejor regalo para todos vosotros por el día de San Valentín que volver a ponerla por aquí. No es 100% saludable, pero sí es más sana que otras que podáis encontrar. Así que a disfrutarla que es ¡muy fácil!

INGREDIENTES

Para el bizcocho:

  • 200g de harina de espelta integral
  • 200g de aceite de oliva virgen extra
  • 250g de zanahoria rallada (3-4 zanahorias grandes)
  • 200g de azúcar moreno o azúcar de coco
  • 100g de pasas
  • 100g de nueces de california
  • 3 huevos
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 2 cucharaditas de canela
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada
  • Ralladura de limón

Para el frosting:

  • 400g de queso Philadelphia a temperatura ambiente
  • Zumo de un limón
PREPARACIÓN:
  1. En un bol grande bate (a mano o con unas varillas eléctricas) el azúcar y los huevos hasta que monten. Tiene que quedar una mezcla esponjosa y blanquecina. Después, añade el aceite y mezcla un poco más.
  2. En otro recipiente, pon todos los ingredientes secos, la zanahoria y los frutos secos y lo mezclas todo bien.
  3. Ahora, ve añadiendo la mezcla del paso 2 a los líquidos poco a poco y mezclando hasta que se integre por completo.
  4. Vierte la mezcla en un molde redondo desmontable de 24cm de diámetro. Puedes usar el molde que tengas por casa pero es importante que sea redondo y nos aseguremos que no se pegue. En la base del molde ponemos un trozo de papel vegetal que vamos a sujetar bien con el aro del mismo molde.
  5. Con el horno ya precalentado a 180ºC (356ºF), mete la tarta y la vas a dejar durante una hora aproximadamente. Esto dependerá de cada horno. Para asegurarte, a los 45min abre el horno y pincha el bizcocho con un palillo. Si sale seco significa que ya está listo, sino, déjalo unos minutos más.
  6. Mientras tanto, prepara el frosting mezclando los 2 ingredientes muy bien. Reserva a temperatura ambiente hasta que esté el bizcocho. Si es verano, llévalo a la nevera y sácalo 5 minutos antes de ponerlo en el pastel.
  7. Una vez la tarta fuera del horno, lo dejas reposar 10min. Desmolda el bizcocho y ponlo sobre una rejilla de horno hasta que se enfríe por completo. Esto es importante para que no cree demasiada humedad dentro del molde.
  8. Cuando el bizcocho esté frío, ábrelo por la mitad con mucho cuidado y rellénalo con el frosting que ya tienes listo. Pon la otra capa de bizcocho y cúbrelo con el resto del frosting. Decora al gusto y lo llevas a la nevera un par de horas antes de servirlo para que el queso vuelva a coger consistencia.
Nota:

Debido a todos los ingredientes que lleva, esta tarta es muy jugosa y se va a desmigar bastante a la hora de servirla. Pero no os preocupéis, es lo que hace a esta tarta de zanahoria la más rica del mundo jajaja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.